Estás consultando PEIRONES

Bienvenido a esta página sobre...

Los peirones en Aragón: TORNOS (2)
Volver a: Página principal Lista de pueblos Vocabulario Enlaces varios

Tornos: tabla del peirón de la Virgen del Pilar

 

T o r n o s

 

 

 

 

 

 


Copia literal del artículo de Ignacio Calvo Berbegal, publicado en la revista XILOCA (nº 2, págs. 45 a 58, oct. 88).

"LOS PEIRONES DE TORNOS

La palabra peirón quiere decir límite. Se construían a las entradas de los pueblos, en los diferentes caminos. A veces se encuentran en puntos elevados que dominan grandes panorámicas como el de San Ambrosio en Castejón, el de San Quile en Val de San Martín y también el de San Cristóbal en Tornos.

Los que estaban en estos lugares estratégicos dominaban una gran extensión de tierra. De esta manera, eran muy visibles a mucha extensión de tierra. De esta manera eran muy visibles a mucha distancia y servían de orientación. Eran unas marcas para guiarse sobre todo en largos invierno, cuando la tierra estaba cubierta por la nieve durante semanas. A veces se colocaba incluso una luz para orientación en la noche.

Los peirones equivalen a los cruceros gallegos y a las cruces de término que se pueden ver en cualquier pueblo o ciudad de la Península, en las proximidades de los monasterios y otros lugares. El estilo de los peirones y la palabra misma, parece ser propio de los pueblos de Aragón.

Además de esta función de señal de orientación, tiene sobre todo un significado de carácter religioso. Están dedicados a un santo, a la Virgen, y en este lugar se celebraban algunas ceremonias religiosas como rogativas o la bendición de los términos.

ROGATIVAS

Se hacían cada año a cuatro de los peirones de Tornos. La primera era el día 25 de abril, día de San Marcos, al de Loreto y las otras tres la semana de la Ascensión, en mayo, siendo el lunes la de la Virgen del Pilar, el martes a la Virgen de los Desamparados y el miércoles a la Virgen del Carmen.

La rogativa partía a la salida del sol y en ella se rezaba en latín la Letanía de los Santos. En esta letanía se hacen una serie de ruegos de carácter espiritual y otros que abarcan todas las necesidades humanas. Entre estas peticiones no podían faltar las referencias a la tierra y al cultivo de los campos, eje de toda la vida de nuestros antepasados. Así se pide al Hijo de Dios "Que te dignes dar y conservar los frutos de la tierra, te rogamos, óyenos".

La rogativa principal, que se sigue celebrando, es la del día tres de mayo a la ermita de Santa Cruz, a mitad de camino entre Tornos y Berrueco. A la vuelta se hace la bendición de los términos en la plaza de la ermita de la Virgen de los Olmos.

Se hacían algunas otras rogativas en tiempos de grandes necesidades, epidemias y sequía. las rogativas a los peirones dejaron de celebrarse hacia 1965.

ESTRUCTURA DE UN PEIRON

Suelen tener cuatro partes: el Pie o base, el Pilar o cuerpo principal, la Cabecera y el Tejado.

El Pie está formado normalmente por tres escaleras o gradas de piedra, a veces una sola, por los cuatro costados.

El Pilar es la parte más alta. En los antiguos está construido con piedras talladas o irregulares y argamasa de cal. También se empleó el ladrillo a cara vista o enlucido. En el caso de Tornos, todos son de base cuadrada, en otros lugares puede ser también rectangular o circular.

La Cabecera es la parte donde se encuentra la urna del Santo o Virgen a quien el peirón está dedicado. Suele ser de ladrillo y separada del Pilar y del Tejado por aleros o salientes de ladrillo.

El tejado en forma de pirámide, a cuatro vertientes, se remata con una cruz de forja.

LOS PEIRONES DE TORNOS

Si es fácil encontrar varios peirones en cualquier pueblo de Aragón, en Tornos había diez dedicados a tres santos y a la Virgen, aparte de los del Vía Crucis. En la actualidad quedan en pie siete y el de la Virgen del Carmen por reconstruir. Sería bueno intentar la reconstrucción del de la Virgen de los Desamparados e incluso el de San Cristóbal. Todos son de base cuadrada. Los antiguos -Virgen del Pilar, San Juan y Virgen de Loreto-, están construidos de piedra irregular y ladrillo con argamasa de cal. En la actualidad sólo quedan restos del pie del de San Cristóbal; derribado hace tiempo el de la Virgen de los Desamparados y desmontado el de la Virgen del Carmen para hacer una báscula.

Los peirones de Tornos son monumentos de titularidad privada familiar; unas veces fueron construidos en una parte de la finca del titular, otras en caminos o propiedad comunal.

La mayoría fueron erigidos por devoción o agradecimiento a la Virgen o algún santo, pertenecen a una familia y en algunos casos está registrada la propiedad:

Peirón de San Juan - Feliciano Luna Muñoz
Peirón Virgen de Loreto - Benito Bruna Ballestín (menor)
Peirón Virgen del Carmen - Concepción Martín Valero
Peirón Virgen de los Desamparados - Concepción Martín Valero

Al parecer las familias no dejaban constancia en documento alguno sobre la transmisión de los peirones. Así sabemos con seguridad que el de la Virgen del Tremedal y el de las Almas fueron construidos por la familia de Joaquín Muñoz Hernando.

La última oleada de robos ha dejado a los peirones sin santos, tallas o baldosas. Faltan hoy tres imágenes en baldosa y la talla de San Juan, en madera.

1. Peirón de San Antón

El peirón de la Plaza es el monumento individual más importante de Tornos. Está declarado de interés artístico. De San Antón porque en él se bendecían las mulas y otros animales que le daban la vuelta en el día del Santo, el 17 de enero.
Toda su figura es de gran elegancia y refinamiento artístico, con elementos barrocos, seguramente construido en el siglo XVII. El cuerpo central es una sola piedra de color ocre decorada con rombos. La cabecera es otra piedra con cuatro hornacinas, una a cada cara en las que se encuentran esculturas talladas en piedra de San Antonio Abad, San Isidro, San Cristóbal y la Inmaculada Concepción.
Tiene como pie tres gradas de piedras sillares. El tejado está formado por tres partes diferentes y una bola sobre la que se asienta la veleta acabada con una cruz.
También este importante y bello peirón debió estar situado a la entrada de Tornos en la época de su construcción, porque el núcleo de población originario estaría al lado de la actual Iglesia, extendiéndose hacia el Norte por la ladera de San Cristóbal (Barrialto) y hacia el Este (Barrio Bajo), y no hacia el Sur.

2. Peirón de la Virgen del Pilar

Está situado en el camino de Castejón. Uno de los peirones más antiguos, se encuentra bastante deteriorado por el abandono en que se dejó hace muchos años. Hacia 1955, el cura párroco Mn. José Ballespín pidió que la familia titular lo reparase, pero parece ser que nadie reclamó dicha titularidad. Se conserva la imagen de la Virgen del Pilar, una talla de madera de pino de 57 centímetros de altura. Este peirón pudo pertenecer a la familia lbáñez o a la familia Ruiz. Se hacia rogativa el lunes de la semana de la Ascensión.
La obra presenta hoy una gran inclinación hacia el pueblo y puede derrumbarse si no se actúa a tiempo.

3. Peirón de San Juan

Es uno de los más interesantes, por el lugar donde está situado y porque en él encontramos una inscripción en piedra con el nombre de la persona que lo dedicó y el año en que se construyó: 1683. Perteneció a la familia Bello.
Situado en el camino a Bello, en el paso natural que dejan dos pequeños montículos, está orientado hacia Tornos. Al pie del Cerro de la Ermita, se construyó setenta años antes que la Virgen de los Olmos, acabada en 1750.
Desde este peirón se pudo hacer la Bendición de los Términos pues desde aquí se divisa la totalidad de la llanura de la laguna de Gallocanta y casi todo el término de Tornos. Antes de la construcción de la ermita, sería este peirón la única construcción humana, aparte del Castillo, que sirviera de orientación para localizar Tomos desde toda la llanura desde Bello, Las Cuerlas, Gallocanta, Berrueco. Se cuenta que los labradores de algunos pueblos como Las Cuerlas, tiraban los surcos hacia una "mota", a la ermita de Santa Cruz y al peirón de San Juan.
Está construido con piedras y ladrillo y estaba lucido con caí y yeso. Tiene tres gradas y en la piedra que sirve de base a la cabecera de ladrillo, debajo de la urna del santo, se puede leer parte de la inscripción labrada que dice:
SUSANA ABAD 1683.
En la parte recubierto de yeso, ya desprendido, ponía la fecha de una reparación con número romanos: AÑO 1913.
La talla del santo desapareció hacia 1980.

4. Peirón de la Virgen de Loreto

Situado en el cruce de los caminos a Berrueco y Gallocanta con el de Sello. Era de Benito Bruna Ballestín, hoy de Encarnación Bruna. Está construido con piedra y ladrillo y el cuerpo central se divide en dos partes por un saliente de ladrillo. A este peirón se hacía la primera rogativa, el día 25 de abril, día de San Marcos. Tiene un azulejo que pone: Virgen de Loreto. Este peirón ha sido arreglado en 1987.

5. Peirón de la Virgen del Tremedal

Está situado actualmente dentro de la zona urbana periférico, en la Fuente. Es de estilo muy similar al resto de los antiguos y construido con piedra y ladrillo en el siglo pasado, por Joaquín Muñoz Hernando o por su padre, al igual que el de las Almas.
La familia titular -Juana Cascante Muñoz, conserva por tradición oral la historia del origen de este peirón: cuando estaban trillando en su era de la Cañadilla, se espantaron las mulas por algún motivo, se salieron de la era a gran velocidad arrastrando el trillo por lo que se invocó a la Virgen del Tremedal. Las mulas se detuvieron a unos cuatrocientos metros sin haber causado accidente alguno. En este lugar fue levantado el actual peirón.
Ha sufrido accidentes y golpes de vehículos que le han hecho rotar sobre su base hacia el Este. Se puede decir que se mantiene en pie de milagro. El azulejo de la Virgen y una figura han desaparecido recientemente.

6. Peirón de Las Almas

De la familia Muñoz Luna, está situado en el cruce de los caminos a Torralba de los Sisones y Paso de la Dula con el de Fuentes Claras, a un kilómetro de Tornos. Es el único peirón construido totalmente en ladrillo. Hay restos de grada de piedra.
En la hornacina hay un azulejo en el que aparecen el torso de tres figuras desnudas con fondo de llamas y la inscripción:
A ESPENSAS DE JUAN HERNANDO Y GONZALO

7. Peirón de la Virgen del Carmen

Estaba situado en la actual carretera a Calamocha en la finca de La Calzada, de Concepción Martín, titular del peirón. Fue derribado con el compromiso de reconstruirlo en 1985 por la Cámara Agraria para hacer una báscula. Se guardan cuatro baldosas de la imagen con la inscripción: CONCEPCION MARTIN 1941 y la cruz. A él se hacía, la segunda rogativa.

8. Peirón de la Virgen del Pilar nuevo

Construido por Salvador Luna en 1952 por iniciativa propia, en un ángulo de su finca del camino de Castejón y seguramente como sustitución del antiguo de la Virgen del Pilar, más alejado y ya abandonado. Construido al estilo de los del Vía Crucis, tiene reja y una cruz de forja finamente trabajadas.

9. Peirón de la Virgen de los Desamparados

Estaba situado en el antiguo camino a Calamocha entre el actual lavadero y el puente de la Acequia Madre. Hace bastantes años que fue derribado y sus azulejos colocados en la puerta de entrada a la finca de la titular, con la inscripción: CONCEPCION MARTIN TORNOS 1954.
También estas baldosas han sido robadas por lo que hoy no queda nada del antiguo peirón.

10. Peirón de San Cristóbal

Desapareció hacia 1937, al parecer desmontado por un grupo de milicianos italianos, durante la Guerra Civil.
Situado en el cerro de San Cristóbal, a cuya ladera se construyeron las primeras casas del lugar de Tornos, a 1100 metros de altitud. Desde este lugar se divisa el término de Tornos en su totalidad, los pueblos y las sierras vecinas. Bien vale la pena subir hasta aquí para poder contemplar este bello panorama aun que del antiguo peirón sólo queden unos restos amontonados de las piedras que formaron sus gradas y algunos cascos de teja.

La modesta aportación que pueden representar estas líneas al conocimiento de nuestra realidad cultural, quisiéramos sobre todo que fuera motivo para recuperar !a ilusión de las familias titulares por el cuidado de los peirones. Cuentan con el apoyo seguro de muchas otras personas que estamos dispuestos a ayudar a mantener estos simpáticos testigos de nuestra historia colectiva.

Aunque los peirones hayan perdido parte de las funciones para los que fueron creados, queremos que se mantengan dignamente en pie y que por su sencillez estética y aspecto aseado bien merezcan una visita".


14 de abril de 2000.

Para comentarios y sugerencias
ver dirección de correo en
Página principal


Volver a: Página principal Lista de pueblos Vocabulario Enlaces varios

Tornos: tabla del peirón de la Virgen del Pilar